Posteado por: Petite Brunette | 28 mayo 2008

Bote con dos tapas

Tan simple… y tan complicado.

Os presento la mejor solución conocida hasta ahora para resolver ese momento de desesperación cuando llegas al final del bote de Nocilla, en plena crisis premenstrual (si no, no te estarías comiendo un bote de nocilla, está claro) y no puedes alcanzar ese chocolate que se queda en el fondo, que en esos momentos te hace falta como el aire que respiras..

En fin, como todo en esta vida, la solución más simple suele ser la mejor. En este caso, nada más fácil que ponerle dos tapas al bote, de modo que cuando ya no llegues y te estés enguarrando la mano entera, puedas darle la vuelta y abrirlo por el otro lado… No era tan difícil, no?

Lo encontré mientras paseaba entre un montón de productos bonitos y originales en Smashing Magazine.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: